domingo, 17 de enero de 2010

Retomando los nuevos hábitos


Dicen que si no tienes nada interesante que contar, es mejor que no escribas nada. Pero cuando escribir se convierte en un hábito, las palabras fluyen y las ideas empiezan a aflorar. En esta última mitad del año había perdido la costumbre que tanto me ha ayudado a ordenar ideas. Cada vez he ido a menos y como podéis comprobar éste es el primer Post del 2010, de modo que tampoco he comenzado el año con buen pie.

Pero nunca es tarde para retomar las nuevas costumbres, y por eso voy a empezar a escribir de nuevo. Éste es un año de cambio, no sé por qué me da la impresión de que va a ser muy próspero y considero que este momento de prosperidad merece ser registrado tanto públicamente con este Blog como en privado a través de mis memorias más íntimas.

Creo que todo es empezar, y crearte buenos hábitos. Yo decidí comenzar éste de la escritura hace ya cinco años por una serie de circunstancias personales. Escribir me ayudó mucho a mantenerme alocadamente cuerdo (Quien me conozca poco creerá que la cordura la perdí cuando Dios la repartía, quien me conozca mejor sabrá a lo que me refiero). Cuando las emociones fluyen hacia un soporte externo, empiezas a entenderte un poco mejor, lo que parecía incomprensible empieza a cobrar forma y todo se hace menos complicado. Además me ayuda a registrar una serie de vivencias que quién sabe para qué me puedan servir en un futuro. Con el tiempo vuelves a tus antiguas escrituras y recapacitas sobre cómo pensabas en aquella época y cómo lo haces en ésta. Notas la evolución de tu persona y te sientes orgulloso de ti mismo cuando ves que has sido capaz de superar etapas difíciles. Con esto no quiero decir que mi vida haya sido demasiado complicada, pero todos nos topamos con situaciones que en el momento nos resultan devastadoras y a la larga, las miramos desde fuera y sonreímos porque tampoco era para tanto...

Cabe destacar otra etapa en mi vida como escritor amateur, la de escritor amateur 2.0. Hablo de este Blog, muchos pensarán que no interesan a nadie todos mis desvaríos, pero creo que son una buena forma para que te conozcan un poco mejor, e incluso para conocer a personas que han sentido o han vivido situaciones parecidas. Si hoy escribo abiertamente estas palabras es porque un día leí una frase iluminadora: "El silencio es para uno, el conocimiento es para todos". Hoy es el día que cualquier persona del mundo puede acceder a nuestras reflexiones si las hacemos públicas en un Blog, ¿No os parece impresionante? A mi por lo menos me fascina.

En definitiva, sin pretender ser tan pesado y resumiendo todo, hoy me pongo serio y vuelvo a los buenos hábitos. También he perdido otros que en fechas próximas retomaré, hacer ejercicio físico casi a dirario, leer antes de irme a la cama y mantener una alimentación equilibrada. Lo prometo. Por eso, y siguiendo con estas pautas mi Mantra del éxito para el 2010 es: "Nutre y fortalece tu cuerpo, cultiva tu mente y alimenta tu espíritu"

¡Feliz año 2010!

No hay comentarios:

Compártelo