domingo, 12 de abril de 2009

El arte de la provocación



En la famosa película V de Vendeta decían una frase que me ha marcado de por vida. Es la siguiente:

“Los artistas usan la mentira para contar la verdad, los políticos en cambio usan mentiras para ocultarla.”

El arte de la provocación tiene que ver un poquito con este tema. Cuando lanzamos una provocación estamos afirmando algo que no es cierto. De este modo podemos descubrir qué verdades pueden contener esta mentira.

Podemos analizar un tema durante mucho tiempo, podemos separarlo en partes, analizar una a una cada una de ellas, seguir dándole vueltas al tema y no llegar a una conclusión.

Cuando lanzas una provocación estás generando una reacción que descoloca. A lo que el resto de personas a tu alrededor puede saltar: “¿Pero qué estupidez es esa?” o “¡Menuda chorrada!”

Si somos inteligentes, debemos coger esta provocación y analizarla por separado. Seamos proactivos y no aniquilemos la afirmación provocativa de primeras, trabajemos con ella, démosle una vuelta hasta obtener el resultado deseado.

Además la provocación es la técnica por la cual utilizamos la mentira para obtener la verdad, porque la provocación genera muchas veces reacciones inesperadas que nos conducen a reconocer emociones inesperadas en otras personas.

Provocar es experimentar, y sólo si experimentas te convertirás en una persona de acción y no de mero pensamiento. Dicen que el exceso de análisis conduce a la parálisis, y lo que menos podemos hacer en esta vida es quedarnos quietos durante mucho tiempo.

No hay comentarios:

Compártelo