martes, 21 de julio de 2009

Cómo crear una economia basada en el miedo




Bienvenidos a la cocina del chef Ion Gómez. Hoy vamos a aprender a elaborar una exquisita receta. Se trata de construir una industria basada en el miedo. La receta es muy fácil y cuenta con los siguientes pasos:

Paso 1: Busca el objeto al que temer. Lo primero que tienes que hacer es encontrar un suceso aislado, un percance que hayan tenido unas cuantas personas, no tienen por qué ser muchas (incluso una sólo), simplemente tiene que haber ocurrido. Tienes que encontrar esa situación por la que nadie quisiera pasar. Si no la tienes, siempre puedes crearla y cuanto más novedosa sea más probabilidades de éxito tendrás. El fin es generar una situación a la que la gente tema. Ejemplos de ello serían: Que a alguien le hayan metido algún material ilegal en el equipaje y no haya podido salir del país que visitaba, que una persona haya sido infectada por un nuevo virus, que unas torres hayan sido atacadas por unos aviones pilotados por personas de otra cultura…

Paso 2: Relata la historia de manera creíble. Sea el suceso que sea, debes saber contar la historia. La gente quiere escuchar historias y cuanto mejor esté contada más repercusión causará. Para ello debes elegir uno o varios canales de comunicación. Puede ir desde un “mass-media” como es la Televisión hasta un simple chismorreo a tu amigo más cotilla. Si la liada es muy grande no tendrás por qué preocuparte, ¡La historia se contará sola! La cuestión de todo es propagar el mensaje. Si consigues propagarlo, ¡Felicidades! Has logrado la parte más importante de la receta.

Paso 3: Encuentra la solución que elimine la sensación de miedo. Bueno, ya tienes el miedo creado e “infectado”. Ahora vamos a pasar a otra parte importante, que es la cura a ese miedo. Es fundamental dar credibilidad a la cura, que sea algo que te garantice que una vez tomada la precaución uno ya se sienta seguro. El miedo descontrolado es una sensación por la que ningún ser humano quiere pasar, por lo tanto, la solución a esta emoción es una de las cosas más fáciles de vender.

Algunas posibles soluciones a los ejemplos como los anteriormente expuestos son respectivamente los siguientes: Implantar una máquina embaladora de equipajes en cada aeropuerto, una vacuna no genérica contra el virus (Recordemos que hay que hacer negocio), una guerra contra un país que tenga la misma cultura que los pilotos del avión (No tiene por qué ser el mismo, como hay que hacer negocio la cuestión es encontrar el país que más recursos tenga).

Todo el mundo quiere salir de esa situación de incertidumbre, pero ante la situación de pánico debes encontrar a alguien en el que confíe la gente, alguien que sepa transmitir seguridad.


Paso 4: Vende la solución.
Esta es la parte donde debes ser cuidadoso. Uno debe saber hacer un buen Marketing de su solución. Suele ser importante que quien venda la solución sea alguien reconocido. Debes saber escoger perfectamente a la persona idónea que sepa comunicar el mensaje, que sepa tranquilizar a la población. Esta persona sabrá vender el producto anti miedo para que la población pueda acudir en masa allí donde éste se ofrezca.

Los líderes políticos, científicos reconocidos o estrellas del deporte son ejemplos claros de personas capaces de vender muy bien el producto. Estas personas suelen ser escuchadas por todos. Por otro lado, al igual que hay mensajes que se propagan solos, hay productos que también se venden solos, por lo que en ocasiones no tendrás ni que convencer a ninguno de estos personajes para que promocionen tu producto.


¡Muy bien! Hoy hemos aprendido cómo crear nuestra propia economía del miedo en cuatro simples pasos. En resumidas cuentas esto es lo que debemos hacer para crear una exquisita economía del miedo: Genera miedo, transmítelo, ofrece una solución convincente, vende la solución a un precio alto.

Recuerda, cuanto más miedo causes inicialmente, más estarán dispuestos a pagar por la solución y en definitiva más satisfechos quedarán.

Bon appétit!

Para aquellos a los que no le ha quedado claro cómo funciona en la práctica, el siguiente video dejará fuera de dudas a todos:

No hay comentarios:

Compártelo