lunes, 19 de abril de 2010

La fórmula para no estancarse



El lunes es un día perfecto para empezar a hacer cosas. Para algunos puede ser el inicio del calvario semanal, el comienzo de las tareas repetitivas de toda la semana, la espera al fin de semana, que es el momento donde uno hace todo lo que le gusta hacer. Pero desde este punto de vista uno no puede permanecer feliz durante mucho tiempo.

No se puede empezar algo esperando a que llegue el final. Tanto el comienzo como el final deben ser situaciones gratificantes. El primero por tener la oportunidad de cambiar algo y el segundo por la satisfacción de haber llegado al objetivo principal o en su defecto, a unos objetivos previos marcados.

Cuántas veces nos hemos visto inmersos en un círculo vicioso por el cual durante la semana hacemos cosas que no nos gustan y que estamos obligados a hacer hasta que llega el fin de semana. Hay que ser más listo y plantearse las cosas de otro modo. Yo me siento cómodo cuando tengo una constante sensación de progreso. Lo he comentado varias veces en este blog, soy enemigo del estancamiento. Siempre que me he sentido estancado en un área he actuado para salir del círculo.

No es cuestión de ir cambiando en todos los aspectos de tu vida, la clave está en cambiar en aquellos aspectos en los cuales no estás del todo contento o crees que podrías estar en una posición mejor. Con el resto de cosas en las cuales me siento contento echo el ancla, me dejo de preocupar y continúo con aquellas en las que sí quiero cambiar.

Para ésto, lo mejor es tener medidas de control o indicadores de seguridad, uno puede estar conforme con algo y dejarlo hacia un lado, pero siempre que "eche el ancla" que se establezca unas condiciones mínimas por las cuales alarmarse cuando éstas sobrepasan la linea.Lo que no se puede medir no se sabe si mejora, y lo que no mejora termina por estancarse.

Por ejemplo, si tu peso ideal son 80 kilos, cuando llegues a 85 debería saltar la alarma y decir: "Cuidado Ion que te estás pasando con la comida y has bajado el pistón con el ejercicio..."

Al final es cuestión de priorizar en aquello que te hace feliz. Este es mi método, ¿Como lo hacéis vosotros para sentiros satisfechos con vosotros mismos?

No hay comentarios:

Compártelo